top of page

Aprendiendo a manejar el “Pensamiento Positivo”


Para lograr un pensamiento positivo primero debemos ser conscientes de estas dos palabras:


Pensamiento: capacidad que tiene las personas de formar ideas y representar realidades en su mente.


Positivo: que produce algún beneficio o resulta favorable para alguien.


Al comenzar a hablar de este tema, debemos tener claro que manejarnos en el pensamiento positivo no significa que los pensamientos negativos desaparecerán. ¿Por qué? Unos de los programas que tiene nuestro cerebro es protegernos, y su manera para lograrlo es a través del miedo, cuando no estamos seguros de algo, cuando queremos hacer algo por primera vez o simplemente no queremos continuar con un objetivo planteado. Nos llega a nuestra mente pensamientos adversos a lo que queremos lograr, pensamientos que nos paralizan y no nos dejan continuar.

”Ser positivo no te garantiza el éxito, pero ser negativo si te garantiza que no lo tendrás” Jon Gordo. Consultar https://youtu.be/1R2QlAnKTDw


Citando esta frase del escritor y motivador Jon Gordon, entendemos que para tener éxito hace falta más que un pensamiento positivo, me atrevería a decir que debemos sumarle disciplina, constancia, conocimiento, motivación y pasión. Sin embargo, tener una fuerte expectativa de que las cosas saldrán de la mejor manera posible es activar ese pensamiento positivo que nos ayudara a encontrar lo que nos propongamos.


Para vivir en pensamiento positivo también debemos apalancarlo con dos herramientas fundamentales, como lo son el verbo y la acción. No podemos llamarnos personas positivas si nuestras palabras son negativas, soez y agresivas y mucho menos llegaremos hacer personas positivas si nuestras acciones no generan bienestar para nosotros y para los demás.


Por cultura muchos países latinos hablan con el NO por delante, no manejan palabas positivas, muchos de sus refranes son negativos y las acciones que demuestran positividad son mal enfocadas a lo negativo.

Estoy seguro que has escuchado NO tendrás un lápiz que me prestes, NO vas a venir hoy?, ¿ya NO me acompañaras?


¡Si la intención es obtener lo que estas pidiendo porque utilizas el NO! Cuando preguntamos debemos dejar que la respuesta salga de la boca a quien le estamos preguntando y no de nuestra mente.


Utiliza el NO para lo que es para NEGAR y empieza hablar en positivo: ¿tendrás un lápiz que me prestes?, si vas a venir hoy?, ¿me acompañas? Igual pasa con las palabras que nos hicieron creer que son positivas. Cuando tengo una reunión con un cliente el cual voy asesorar o se interesó en mis formaciones y capacitaciones en bienestar integral, lo primero que me dicen es “Carlos te llamamos porque queremos vender más y debemos ATACAR a nuestra fuerza de ventas o el clima laborar a desmejorado y queremos que toda la empresa sea como una MAFIA”… y lo primero que respondo es: “Si vas atacar a alguien pues yo me voy de aquí y si quieres que todos sean unos mafiosos, llamaste al menos indicado”. Y aunque no me lo crean, algunos me han respondido “No Carlos, pero atacar en el buen sentido”.



Amigos, no se busca atacar a un área de tu empresa y no existe ataques positivos, lo que se busca es enfocarse en un área determinada para producir más y los colaboradores deben ser como una familia, no una mafia. Esto, es mas frecuente de lo que pensamos ya que hemos sido víctimas de la deformación de las palabras.


Por otro lado, nos educaron con las siguientes frases: La risa de hoy son las lágrimas de mañana, lástima que luego de este bello sol caerá una lluvia muy fuerte y la que nunca falta, las oportunidades la pintan calvas.


Debemos romper con esas anclas de un mundo sin posibilidades para fomentar nuestro pensamiento positivo, si nos reímos hoy pues nos reímos hoy, y si mañana lloramos pues lloraremos, ¿si hay un bello sol, porque pensar en la lluvia? y las oportunidades nos son calvas y muchos menos únicas, cada vez que despertamos y abrimos los ojos tenemos una oportunidad.


Así que respeta tus pensamientos negativos; ellos sólo te están haciendo más consciente, sal a la calle con esa fuerte expectativa de que las cosas saldrán de la mejor manera posible, haz que tus acciones generen la mayor dosis de bienestar para ti y para los demás y recuerda, que cada vez que abres tus ojos tienes una nueva oportunidad.


Carlos Franco

Coach de Bienestar

Risoterapeúta

Conferencista





1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page