top of page

Mis 4 nobles verdades



Soy una persona que vive en la constante busqueda del equilibrio, de sentir tranquilidad y paz, por lo cual, y gracias a esa busqueda me considero una persona bastante funcional y equilibrada. En el año 2004 decidí expander mi horizonte profesional, en esa época me desempeñaba como auditor financiero, me gustaba pero sinceramente aquello para mi era demasiado aburrido y no estaba alineado con lo que yo consideraba trascendente. Ya tenía algo de tiempo leyendo e investigando mucho sobre el fenómeno del liderazgo, me atrapa la idea de llegar a ser un gran lÍder, de esos que marcan una diferencia en la vida de las personas, me di cuenta que eran muchas las herramientas que necesitaba incluir en mi vida, así que me forme en programación neurolingüística (PNL) y coaching de vida, me convertí en una persona dispuesta a acompañar a otros en un camino de transformación.


Al poco tiempo de esto, digamos que por el año 2010 viví una experiencia fenomenal, practique artes marciales durante casi dos décadas y ha sido de las mejores experiencias de mi vida, necesitaría escribir un libro entero con mis vivencias y enseñanzas de mi vida como artista marcial, pero la que más me llego fue la invitación a profundizar en mi vida espiritual para ser un mejor artista marcial, ojo, me refiero a esa parte espititual de conectarme con mi ser espiritual, no un acercamiento a alguna religión, aunque ciertamente hacerlo no significa nada malo, para conectar con nuestra parte espiritual la religión puede ser un camino, pero no el único, yo particularmente me decidí hacerlo tomando el camino más largo y divertido, el camino filosófico.


Desde mi adolecencia me ha encantado la filosofía y lo que ésta ha representado en la vida de los seres humanos, la capacidad de ser libres partiendo del pensamiento me enamora, poder pensar libremente y aprender a argumentar con solidez me apaciona, así que de la mano de mi filosofo favorito Diógenes de Sinope comencé ese acercamiento con mi parte espiritual. Diógenes (el perro) es el principal exponente de la escuela cínica de filosofía, el cinismo puede referirse a una doctrina filosófica de la Antigua Grecia que sostenía que la virtud era el único camino posible a la felicidad, razón por la cual rechazaba las convenciones sociales y se acogía al ascetismo[1]. Disfruté mucho las anectdotas de Diógenes, para mi el filosofo de la antigua grecia con un sentido del humor sumamente fuerte y oscuro, pero a la vez cargado de enseñanza, claro, para los que estén dispuesto a tomar sus palabras desde la enseñanza y no desde una ofensa, para lo cual es necesaria una alta dosis de madurez.


El tiempo que estuve tratando de conectar mi parte espiritual mediante esta práctica fue muy nutritiva pero incompleta, adicional a que la esencia del liderazgo no puede apalancarse solamente en una escuela o postulados de una sola visión, así que buscando como “suavizar” estas enseñanzas me tope (nuevamente) con Siddharta Gautama (Buda – El despierto) y sus 4 nobles verdades, que representan de algún modo las bases del Budismo, las leí muchas veces y de varios autores e interpretes y su sencilles y profundidad me impactaron, son de los postulados que considero que cada ser humano debe leer, estudiar, interpretar y adaptar a su propia vida, hacerlo es garantía de una vida mejor en muchos aspectos. Cuando pensé en escribir el artículo sobre éste tema sería como explicar esas 4 nobles verdades, pero el espacio disponible no lo permitirá, pero si se las dejo para que consideren su estudio.


1. La verdad del Sufrimiento. Alejándonos de una idea fatalista, el sufrimiento lo asocio con la inconformidad que todos tenemos en algunos aspectos de nuestra vida, y son esos aspectos lo que se transforman en un obstáculo para la felicidad, hacer conciencia de ellos y buscar solventarlos nos permitirá ser más libre y por extensión más felices.

2. La verdad del origen del sufrimiento (deseo). Estoy seguro que puede identificar 20 cosas que hoy considera necesarias en su vida, incluso indispensables que hace 10 años no existian o usted no las necesitaba. Los avences de la sociedad nos hace esclavo de nuevas necesidades, hacer conciencia de lo que REALMENTE necesita se hace vital.

3. La verdad del cese del deseo. Solo diré, no es más feliz quien más tiene, sino el que menos necesita.

4. La verdad del sendero. Aquí el buda habla del camino optuple, que se los dejo de tarea por temas de espacio y para que esto sea interactivo y más nutritivo. Quiero encender una chispa en usted, pero en general les puedo comentar que ésta verdad se refiere al camino personal, el proceso individual y específico de cada quien y que no se puede construir sino desde el corazón.

Como se pudieron dar cuenta, el tema me apasiona y podría regalar páginas enteras, pero la idea como les dije, es dejarte las ganas de iniciar tu propio camino, lanzarte a la aventura, pues creo que ahí esta la clave de la felicidad, en crecer.



Jimmy Canelones

@jimmycanelones / CEO @LiderActivo

Escritor – Coach – Conferencista


[1] Ejercicio y práctica de un estilo de vida austero y de renuncia a placeres materiales con el fin de adquirir unos hábitos que conduzcan a la perfección moral y espiritual.





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page